lunes, 23 de marzo de 2009

in-tolerante...

Me considero una persona tolerante, o al menos lo intento, ya que creo y estoy a favor de la diversidad en todo su sentido, pero hay cosas, o mejor dicho, personas, que realmente me alteran ese intento de equilibrio hacia la tolerancia, sobre todo en épocas como éstas, que estoy con mis animos alteraditos...
No soy de juzgar a la persona por sus creencias, condición sexual, social, económica, política, o lo que fuera, pero sí soy intolerante (y a veces muy) con cierto tipo de gente, como las que menciono ahora.
NO tolero a:
-los que se la pasan todo el día quejándose de como esta el país, pero no hacen nada por cambiar el panorama, ni siquiera en el momento del voto,
-los que se tiran de ecologistas, pero construyen sus casas en los cerros y se mueven en sus autos con caños de escape que contaminan todo el aire,
-los que abogan por la "paz del mundo", pero son absolutamente indiferentes a las injusticias y desigualdades que se viven a sus alrededores,
-los que creen que porque leyeron un par de libros más que vos, tienen mayor derecho a opinar, por sentirse personas "más capaces",
-los artistas que hablan de "democratizar la cultura y el arte", pero se esmeran por hacer un arte que sólo les llegue a unos pocos,
-los que creen que sólo con rezar se soluciona todo, convirtiéndose en receptores pasivos de "milagros",
-los que viven pendientes del que dirán, haciendo de su vida algo absolutamente ficticio, un "mostrador",
-los que se tiran de indigenistas, pero insultan diciendo "coya de m...", y tratándolos como seres inferiores, o los que, en el otro extremo, lotratan como un "buen salvaje"
-los que piensan que si los demás roban y corrompen, por qué no hacerlo ellos también,
-los piensan que todo está escrito, por cómo uno debe comportarse, ser y sentir de acuerdo al género/sexo
y por último, saliendo un poco de contexto, las canciones (burdisímas, por cierto) que cantan loas a la vida y al amor! aunque sé que hay muchas canciones de amor que son muy buenas, pero no suenan nunca...
Si bien hay más cosas que no tolero de algunos, hay gente (y mucha por suerte) que es totalmente lo contrario a lo que mencioné y a la que SÍ re banco: gente que la pelea todos los días, desde el silencio más absoluto; gente que no se conforma con lo que tiene (en el buen sentido) y trata de superarse día a día; gente que no se resigna a pesar de como están las cosas; gente que pone más énfasis en la acción que en las palabras (que a muchas se las lleva el viento); gente que sigue firme a sus convicciones por más que todo se pudra a su alrededor; gente que no se lleva por lo que puedan llegar a decir, sino por lo que se siente convencida; y gente que a pesar de las desilusiones con las que se topó, sigue creyendo y soñando...

miércoles, 11 de marzo de 2009

Buena suerte, adios?

Cuando finalmente había decidido que no se iba a ir a otros pagos, a buscar "suerte", sentí alivio por una parte, aunque había apoyado su decisión anterior. En este caso, los sentimientos pudieron más que las aspiraciones laborales que haya podido tener.
Eso me recordó a las situaciones que vivo casi a diario cuando comento la carrera que hago. Es casi unánime la opinión de que aquí no tengo nada para hacer, como si resultara una obligación el irme si quiero crecer y una actitud de mediocre si decidiera quedarme.
Si bien es verdad que la situación actual no resulta nada facil, para ningún ámbito, ni siquiera para una carrera asegurada por el éxito, no creo que la solución sea irme a otro lado. Sí, quiero crecer en mi carrera, pero considero que esto es sólo una parte de mi vida, y también quiero crecer, y seguir aprendiendo, pero en todo sentido. Por eso, considero que para esto es muy importante estar cerca de mis afectos, de la gente que quiero, con la quiero compartir (y comparto) momentos y sentimientos. Es decir, que siento que todo lo que quiero, esta aquí. El crecer, para mí, está relacionado a esto. También tiene que ver con qué es lo que quiero para mi vida.
Igual, entiendo y no juzgo para nada los que, algunos muy a su pesar, deben irse a probar a otros horizontes dejando atras muchas cosas y afectos. Creo que todos tenemos diferentes aspiraciones de vida, y por ende, diferentes caminos por andar. Y para mí, éste es el mío.
Esto me hizo recordar una escena de Made in Lanus: si tiene que ser, que sea aquí...